*

X

Los alienígenas están hibernando en los rincones del universo, según esta teoría

Psiconáutica

Por: PijamaSurf - 06/24/2017

Las civilizaciones alienígenas se encuentran en un período de “hibernación”, es decir, están esperando por un futuro en el que el universo esté más frío de lo que es actualmente para conseguir el tipo de energía procesadora que actualmente sólo se puede soñar

De acuerdo con la paradoja de Fermi, el universo es un lugar gigantesco con el potencial de que en él haya estrellas con vida propia y miles de millones de planetas habitables, incluso con seres extratrerrestres. Sin embargo, ¿en dónde están los aliens y por qué no los encontramos en ningún lugar de la galaxia? 

La realidad es que aun si el universo estuviese poblado por civilizaciones alienígenas, no hay manera de entrar en contacto con ellas. A no ser que vivan en la Vía Láctea, sería difícil encontrar rastros de extraterrestres, debido a la expansión del espacio: tomaría miles de millones de años alcanzar a estas civilizaciones. 

Apenas hace poco dos neurocientíficos de la Universidad de Oxford, Anders Sandberg y Stuart Armstrong, junto con Milan Ćirković del Astronomical Observatory of Belgrade en Serbia, han sugerido que las civilizaciones alienígenas se encuentran en un período de “hibernación”, es decir, que están esperando por un futuro en el que el Universo esté más frío de lo que es actualmente para conseguir el tipo de energía procesadora que actualmente sólo se puede soñar. A esta sugerencia se le nombró hipótesis de estivación.

Los científicos argumentan que estas civilizaciones más avanzadas podrían haber ya recorrido el universo y sólo están esperando un mejor tiempo para vivir y actuar. En palabras de Sandberg y  Ćirković, “Actualmente, la radiación cósmica hace que todo el universo esté más caliente que 3 kelvin (-270.1500 ºC), y conforme el universo se está expandiendo, la temperatura promedio disminuirá exponencialmente”. Así que “si quieres acumular la mayor cantidad de información procesadora con la energía que tienes, le da sentido esperar. Será exponencialmente mejor”.

Si bien no hay pruebas que evidencien esta hipótesis, los investigadores consideran que esta creencia no sólo podría aportar teorías a la paradoja de Fermi sino que también brindaría una importante iluminación en torno a nuestras posibilidades a futuro en el universo, pues la premisa de esta hipótesis se basa en que una sociedad cada vez más avanzada a nivel cultural y tecnológica requiere de una transición de lo biológico a la inteligencia artificial, a lo biónico. 

Así que si hay extraterrestres, probablemente se encuentren hibernando para reservar la mayor cantidad de energía e información posibles. 

Proporcionalmente, el LSD es la sustancia psicodélica más potente del mundo

Si tomamos en cuenta la cantidad que se necesita para crear un efecto, el LSD es la sustancia psicodélica más potente del mundo. Con sólo 100 microgramos (lo que pesan dos pestañas) la realidad se estremece por varias horas y la conciencia se convierte en una trepidación mágica, misteriosa o pesadillesca, según la vivencia de cada quien. El DMT probablemente tenga efectos más radicales que el LSD, pero sólo dura 10 minutos y se necesitan alrededor de 20 mil miligramos para lograr "entrar" en la experiencia. 

Durante largo tiempo los científicos (y psiconautas) se han preguntado qué es lo que hace tan potente al ácido lisérgico. Un nuevo estudio publicado en la revista científica Cell examina cómo el LSD se adhiere a receptores del cerebro. Los receptores son proteínas especializadas en la superficie de las neuronas que son esculpidas por una especie de bolsa o espacio en el cual moléculas que tienen una forma similar pueden adherirse a la célula e iniciar cambios químicos en el cerebro. Tanto el LSD como el DMT se unen a receptores que también encajan con el neurotransmisor llamado serotonina.

En su laboratorio, el farmacólogo Bryan Roth logró la primera imagen en 3D de un psicodélico adhiriéndose a un receptor. Roth observó que la molécula de LSD, al aterrizar en el receptor, toma una parte de la proteína y la dobla sobre sí misma, como si estuviera atrapando al receptor, lo cual puede explicar por qué dura tanto el efecto. Durante el tiempo que crea esta especie de "tapa" el LSD se mantiene estimulando al receptor. Roth señala que este mecanismo también puede explicar por qué las llamadas microdosis (dosis de 10mcg) pueden tener un efecto profundo. Antes se creía que los supuestos efectos de microdosificar debían de deberse al efecto placebo, pero Roth ha visto que dosis pequeñas pueden tener efectos significativos en los receptores.

Queda, sin embargo, analizar los otros 38 receptores con los que interactúa el LSD (se estudiaron sólo dos). Un científico sugiere que los efectos de los receptores son como un concierto donde cada uno contribuye a la música de la experiencia psicodélica como si fueran notas musicales.