*

X

Turismo apocalíptico: 10 lugares donde puedes recibir el 21 de diciembre de 2012

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/19/2012

Aunque todos los cambios de estación son significativos, en este 2012 el solsticio de invierno viene acompañado de profecías ambivalente que lo mismo hablan de destrucción que de renovación; sea como fuere, aquí algunas opciones para recibir el futuro de la mejor forma posible.

Todos los cambios de estación son importantes en sí mismos, en diversos aspectos, sea solamente por el milagro operado en la naturaleza o, a un nivel más espiritual, por las creencias que existen desde tiempos remotos en torno a este fenómeno.

Este 2012 el solsticio de invierno viene acompañado de un significado especial, profecías ambivalentes que lo mismo pronostican hechos catastróficos que, con un cariz más amable, una época de renovación, ideas en buena medida alimentadas por el hecho de que, según ciertas interpretaciones, el 21 de diciembre es el día señalado como el fin de una época en el contexto de la cosmogonía maya, un ciclo amplio que esta civilización prehispánica denominó baktun y que luego de 144 mil días, terminaría con la llegada del invierno.

Sea como fuere, sean ciertos o no estos presagios, la idea de realizar algo especial para recibir una nueva estación es, de alguna manera, algo que llevamos impreso en nuestros genes culturales. ¿Por qué no hacerlo en alguno de los mejores sitios del planeta preparados para la ocasión?

 

Festival Day Zero (Day Zero), Playa del Carmen

Este festival de música dance se llevará a cabo en el corazón mismo de la zona maya, en Playa del Carmen. Contando con la participación de destacados DJs como Jamie Jones, Trentemøller, Totally Enormous Extinct Dinosaurs, 3D (Massive Attack) y James Lavelle (U.N.K.L.E.) —alienación curada por el legendario Damian Lazarus—, el Day Zero Festival comenzará a las 6:11 de la tarde de este 21 de diciembre.

Para más información sobre este evento visita este enlace.

 

McClure's Beach, California

Una de las playas más misteriosas de California, McClure's Beach puede ser el escenario idóneo para asistir a la paulatina conversión del mundo, el posible despertar en una nueva era.

 

Una noche típica de viernes

Si tu ethos es más bien la estabilidad, bien puedes honrar al último de los ciclos naturales haciendo lo que siempre haces, dándole la bienvenida como se la da a un amigo de toda la vida.

 

En los brazos de la diosa Gaia

Una buena dosis de DMT podría darte un viaje que difícilmente equipararían otras experiencias turísticas.

 

El instante de eternidad

“El tiempo es lo que previene a luz de alcanzarnos. No hay mayor obstáculo para Dios que el tiempo. Y no solo por el tiempo, sino por la temporalidad; no solo por cosas temporales, sino por los afectos temporales; no solo los afectos temporales, sino por la mácula y el olor del tiempo”.

Esto escribió Meister Eckart unos 700 años antes, lo cual da pie a pensar el 21 de diciembre como un día en que, posiblemente, el tiempo haga una excepción en su transcurso y nos permita experimentar un instante de la eternidad.

El resto de la lista en el sitio Reality Sandwich.

¿Aros de imitación de calamar en realidad están hechos de ano de puerco?

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/19/2012

A raíz de una declaración radiofónica se difunde idea de que los aros de imitación calamar que se degustan con singular entusiasmo en los restaurantes de mariscos en realidad estén hechos de uno de los ingredientes más inesperados y sin embargo de olor y textura similar: el ano del cerdo.

Los aros de calamar son una de las botanas más populares de restaurantes, bares y otros sitios afines, donde se degustan con singular entusiasmo a sabiendas de que, en la mayoría de los casos, se trata de una “imitación”, calamar que no es calamar pero que se ofrece como tal. Solo que la pregunta obligada, cuando se descubre esto, es por la verdadera naturaleza del alimento que estamos consumiendo. Si no es calamar, ¿entonces qué es?

Hace poco, durante la emisión del 11 de enero de This American Life, un programa radiofónico sumamente popular en los Estados Unidos, Ben Calhoun, uno de los productores, aseguró que estos supuestos aros de calamar provienen en realidad del recto del puerco, agregando que este es uno de los mejores ejemplos de la llamada “blissful ignorance”, ese “mejor no saber” que nos permite, como en este caso, paladear placenteramente lo que de otra forma encontraríamos desagradable.

Sin embargo, esta declaración hubiera permanecido como algo anecdótico, material para la “leyenda urbana” —porque Calhoun no presentó ningún tipo de prueba— de no ser porque la dependencia encargada de la seguridad sanitaria en los alimentos que circulan en Estados Unidos, la Food Safety and Inspection Service (FSIS), fue requerida para determinar si esto es o no cierto.

La FSIS dijo no tener información al respecto, pero tampoco desaprobó la suposición, pues según Mark Wheeler, un funcionario de la dependencia, el ano del puerco, conocido menos prosaicamente como “intestinos de cerdo”, tiene, al hervirse, un olor y una textura similar a la del calamar.

Por otro lado Oceana, una organización en pro de la conservación del océano, elaboró un reporte acerca del fraude que se opera en el mercado de los mariscos, el cual puede ocurrir en casi cualquier eslabón de la cadena: el restaurantero, el distribuidor o el empacador.

El misterio, sin embargo, persiste, y no parece fácil resolverlo.

[Huffington Post]